Friday, January 27, 2012

Un Invierno en Nueva York

Se siente bien estar de vuelta aunque sea sólo por diez días. Algo en NY incentiva la creatividad de gran manera, y creo que por primera vez advierto cual es la fórmula mágica de esta ciudad: Estimulación Visual.

Son tantas las cosas que suceden a nuestro alrededor que es difícil que las ideas no surjan. Calles aglomeradas, niños lanzándose bolas de nieve, modas raras, pasajeros que abordan el autobus y le ruegan al chofer que los lleve sin pagar, etc.

Me he pasado varios días organizando mis libros viejos, empacándolo para enviarlos a California. Mientras uno va por ese proceso se da cuenta que a pesar de lo mucho que uno quiere los libros, es un dolor de cabeza estar en eso, y que la tecnología lamentablemente (Para los libros de papel) terminará facilitando las mudanzas.

También me he topado con muchísimos manuscritos, y me sorprendo de lo productivo que fui en mis años en la ciudad y de lo poco que he escrito desde que me mudé.  A veces me pongo a pensar que la ciudad en la que vivimos tiene mucho que ver con nuestra productividad literaria, que una Habana, un Paris, un Santo Domingo, un Nueva York, un Buenos Aires, influye mucho en la motivación. Aunque claro, hay gente que prefiere estar aislados escribiendo desde sus cabañas o ciudades olvidadas.

El proceso de empacar los libros que iba a enviar a mi casa de cierta manera fue como si estuviese editando una obra. Ya que muchos libros no eran lo suficientemente importante para mí para enviarlos. Algunos de ellos no pensé que los re-leería, y otros, aunque buenos, no pensé que se merecían el precio de envio.

Los libros de Borges, Onetti, Cortazar, Steinbeck, Rulfo, Kafka, Dostoyevsky y Bioy fueron los que pasaron el examen. También los libros de mis amigos blogueros se irán conmigo. Para mi próximo viaje, me llevaré los libros que no calificaron para abordar la primera clase.

Este invierno primaveral me ha sentido bien, me siento rejuvenecido después de este viaje y con mucho más ganas de crear. Me resulta interesante ver lo que una amada ciudad puede hacer.