Tuesday, July 31, 2012

Must be the Jazz

Ha de ser el jazz, must be the jazz, quien da vida nuevamente a mis dedos.
Must be the jazz, I bet. No wonder I'm in the mood to write again, to get back on top of the horse and ride.
Feels good, feels liberating to be able to type, to shake my head to the music, to fill these white pages with some meaningless words.
Must be the jazz, I'm sure, quien me hace volver a este rincón abandonado,
Must be the jazz, yes way, which makes this Western night a peaceful one.
Ha de ser el jazz, quien me hace sentir en New York, walking down the streets kissing in every corner.
Must be the jazz, must be.

Sí, He Amado


Sí, he amado y lo he callado. He amado con locura sin nunca haberlo dicho. A cada una de ellas las he querido. Con el pasar del tiempo, valoro más lo vivido. Sí, he extrañado, quizás demasiado, tal vez mucho más de lo que me han extrañado. Las he amado con todo lo que he tenido, entre mis posibilidades, capacidades y limitaciones. En ocasiones he sido un villano, un santo, un palomo. Las he querido a pesar de sus defectos y a pesar de los míos, esos que nunca termino de conocer. Las recuerdo bien a todas, ahora son fantasmas del pueblo de Pedro Paramo. Ahora todas habitan un solo cuerpo, uno que me sigue como sombra. Cohabitan allí, paralizadas en el tiempo: sus locuras, sus excentricidades, sus humores y mal humores, sus maneras de hacer el amor, sus pasados, sus dolores, sus ambiciones y sus sonrisas. Unas más que otras visitan mi mente con frecuencia y me hacen ver la imposibilidad matemática de algún día regresar con alguna de ellas. Mi caminata continua, ahora más sabio y abatido, con la frente en alto porque mientras mi sangre contenga alcalina, sé que el futuro será mejor.